lunes, 30 de abril de 2012

Mima, ahí va!

http://mimaahiva.blogspot.com.es/
http://mimaahiva.blogspot.com.es/
María Alas, dice llamarse.

No conozco a María, pero si el placer de su lectura, y desde hace poco, las deliciosas curvas de sus muslos, que comparto con vosotros.

No conozco a María pero aunque la conociera mejor, me resultaría muy difícil describir lo que cuenta, y cómo lo cuenta.

No conozco a María más que lo justo, pero creo que vosotros deberíais y os invito a visitarla, baste decir que es una delicia atisbar sus travesuras, y que mima las palabras, con lo que sobran las mías.

http://mimaahiva.blogspot.com.es/

Si puedo daros una nueva recomendación... Pasad para allá, sentaos, y no hagáis ruido... ;) Seguro que os quedáis más de un ratito...

Ahí va, Mima... :)

sábado, 28 de abril de 2012

Las visitas más deseadas...

Así da gusto recibir visitas...

Soy un vividor y estoy orgulloso de decirlo. De las connotaciones negativas de la palabra, no puedo sacar otra conclusión más que la de que son nacidas de la envidia (no por mi, desde luego, si no por el "vividor" en general). Entiendo la moraleja de la cigarra y la hormiga, pero no acabo de ver para qué coño se pasa la hormiga la vida acumulando si siempre va a estar con la "mala follá", expresión que me he apropiado de mis amigos granadinos y que me viene que ni pintada para conceptualizar en mi cabeza a tanta gente con la que me he topado en el pasado.

Vividor en mi mente es el que se aplica otra gran frase de las que podría haber dicho mi abuelo "Hay que comer todos los días con vino", el que es consciente cada día de que el 28 de abril de 2012 ya no volverá, y más vale que hagas con él algo que merezca la pena.

Como buen y orgulloso vividor, me vine a una ciudad en la que el comentario general es "Málaga tiene este fallo, y este otro.. pero qué bien se vive!"... Una ciudad con costa, con calorcito, buenos locales de todo tipo, movimiento de viajeros que siempre aportan cosas nuevas, y un aeropuerto a minutos de la puerta...

Y claro, al elegir dónde vivir pensé en lo que quería que es.. adivináis? Tener la casa llena de visitas! ;) 

Las visitas en las que estaba pensando no eran precisamente las del cuñado que llega y arrasa con el jamón y el vinito (cuñado que tengo a mil km por otra parte, y que nunca ha hecho eso, pobrecito mio) si no visitas como la de "Bonshira" hace pocas semanas...

En ella hubo juego, hubo oportunidad de hacer fotos, hubo fin de fiesta... Hubo un regalo estupendo que me hicieron de un pequeño uniforme de las "Zorritas de FourthWall" que va a causar furor en las fiestas que hagamos este verano en la terracita, y se dio inicio a algo de lo que quisiera hacer tradición en el cuarto muro, y que os contaré en alguna entrada esta semana que entra.

Como las imágenes son más elocuentes que yo, os dejo con la primera de la serie, que alguna más habrá.. y con mi agradecimiento a estas dos bellezas por su amistad, su complicidad, y la forma en que se entregan... La guinda la pone lo bien que han conectado entre ellas, y el ambiente eléctrico que se crea!

No es curioso que de tres en la foto, FourthWall sea justo el que no lleva el dorsal? ;)

martes, 24 de abril de 2012

De mi alergia a las normas...


A veces me doy el gusto de hacerme la ropa a medida.. ;)

Siempre tuve alergia a las normas, desde mi escepticismo, desde mi individualidad, desde la constatación de que nadie las cumple y casi todos las usan de arma arrojadiza para juzgar y criticar, y disponer de los demás, sin interiorizar la ética profunda que algunas de ellas deberían tener en uno mismo, y el ridículo y absurdo profundos que otras encierran al analizarlas mínimamente.

Esta reflexión que no es nueva, salta a este blog por un ejemplo reciente (que quizá no es cierto?)

Algunos sabrán, y otros no, que trabajo en un hospital. Hace unas semanas iba por el pasillo "de uniforme" y una señora de en torno a los cincuenta años me preguntó si se podía beber agua allí. Me llamó mucho la atención.

¿Que si puede usted beber agua en una sala de espera donde va a pasar largas horas, incómoda, preocupada, expectante? No hablamos de un quirófano, no hablamos de una consulta ni de una oficina, o ni siquiera de una biblioteca, estamos hablando de una de esas salas de espera / pasillo que llenan los edificios de la Seguridad Social... En ese momento no se lo dije pero lo que pensé es "Señora, si alguien le dice que NO puede beber usted agua, por favor mándele a la mierda, de mi parte y de la suya". ¿De verdad queremos vivir en un mundo donde cualquiera con un chaleco amarillo te puede decir lo que tienes que hacer? (Todos sabéis de que chalequito hablo).

Vivimos excesivamente rodeados de normas y de ganas de decirle a los demás lo que deben hacer. Normas para todo, normas grandes y pequeñas, normas reales e inventadas, normas necesarias y muchas normas innecesarias y superfluas. Normas de obligado cumplimiento y normas guardadas con exceso de celo. Normas impuestas por todo organismo que se precie, público o privado, normas caprichosas, absurdas, normas contradictorias, normas cambiantes.

Desde luego, comprendo que deben existir unas reglas de convivencia. Un contrato social, un derecho de admisión, un mecanismo para sancionar a los que se pasan de la raya. Pero a donde hemos llegado... Eso no lo comparto.

En derecho se hace una importante distinción entre la letra de la ley, y el espíritu de la ley. Al educar a un niño, si de verdad queremos educarle, no debemos empeñarnos en que "conozca" las reglas, si no en que entienda para qué sirven, y su necesidad. Si le imponemos reglas caprichosas y sin sentido, con un "por que lo digo yo", le enseñamos sólo a cumplir "para que no te pillen", quizá deje de molestar a nuestro cuñado el calvo pero no conseguimos que interiorice un código moral propio. 

Creo que como sociedad, hemos llegado a ese punto en el que estamos rodeados por tantas normas absurdas, tantas sentencias contradictorias, tanta regulación incomprensible, que hemos perdido el sentido moral de la convivencia para volvernos quisquillosos y legalistas.
Creo que hemos convertido la norma en la pura defensa del mediocre, del uniforme, del miedo a la diferencia o al propio criterio, y que eso nos daña las meninges más allá de lo imaginable, como sociedad y como individuos.

Creo que es mejor que el crío entienda que no puede jugar al balón al lado de la cabeza del vecino, que llenar la piscina de carteles de prohibido. Creo que es mejor que el cannabis se plante a la luz del día, se venda con calidad y pague impuestos que estigmatizar e inmiscuirme en lo que otros hacen con su cuerpo. 


Pepsi y Coke han sabido reconocerse y verse con humor! pese a las normas en contrario! ¿Por qué hay tantas normas en contra de casi todo?


Creo que en un mundo tan lleno de miradas de desaprobación, Internet ha sido un aire fresco de libertad al que afortunadamente nadie ha podido hasta ahora poner coto. Creo que hay normas que están como red de seguridad a las que agarrarse cuando las cosas se ponen feas, pero que curiosamente, no están para hacerse cumplir. Creo que por eso estoy aquí, por eso escribo aquí, por eso hago aquí amigos y disfruto de la anarquía que este blog me brinda...

Creo que este recurso mío de la reiteración y el "creo que" ya sobra, porque podría estar así una semana... y creo que sobre normas necesarias, normas absurdas y normas imposibles, se podrían escribir muchas entradas...

Pero quiero saber vuestra opinión y despertar un debate previo, espero que divertido... Si has leido hasta aquí, y te sientes indignado, divertido, indentificado.. Aprovecha el comentario para contarnos en unas líneas alguna historieta sobre tu relación con las reglas en general, o soy yo el único gruñón y estoy ejerciendo de "4thWall_Rebelde_Sin_Causa"?

sábado, 21 de abril de 2012

Nuevos Rumbos...

Todo camino esta lleno de bifurcaciones...

En estas semanas voy a estar inundado de trabajo y sin posibilidad de grandes actualizaciones.

El poco tiempo libre que tenga, no tendré disponible mi ordenador, ni sería el momento para ponerme a elaborar entradas pero... Nada me impide pensar en qué hacer con el blog en el futuro cercano, verdad?

De las últimas aportaciones, se da la circunstancia de que la mayoría no son mías si no de plumas invitadas. Una tendencia curiosa, que le ha dado vida y variedad a esto, y que esperamos que se pueda mantener!

A esas "plumas" dedicaré pronto una sección aparte que vaya recogiendo sus aportaciones (cuando tenga un rato para hacerla) pero vaya por delante mi agradecimiento y creo que el de todos los que leemos por aquí, aunque seamos poquitos!

Otra cuestión es que parece que poco a poco la D/s va tomando un papel protagonista. Siendo un elemento que evidentemente me gusta, tampoco fue mi intención centrarme en él al iniciar el blog, pero sí parece que es el que más interés suscita. En un principio pensé que serían las parejas liberales las que quizá participarían más, y me he llevado una sorpresa con lo que está ocurriendo realmente!

Una vez más, pues, os quiero preguntar qué os gustaría leer, qué queréis que hagamos con este rinconcito que ya es de todos, y por dónde seguimos paseando.

Tengo varias entradas en la cocina sobre la vida de las parejas liberales, las cosas que se te plantean al empezar, anécdotas que nos pasan... También sobre el fenómeno en general o por qué lo defiendo con tanta vehemencia o me ha dado incluso por bloguear sobre ello.

Tengo algunas plumas más prometidas, que espero que vayan llegando, algunas que temo que ya no llegarán, y algunas historias por largo tiempo comprometidas, aunque como habréis comprobado, si puedo evitarlo prefiero no ser yo quien cuente las experiencias, será porque en el fondo siempre he sido un poco voyeur y me gusta estar en el papel de quien las mira desde fuera... aunque antes las haya protagonizado también! ;)

Por último tengo la idea de explorar nuevos rumbos en cuanto a la "hermandad" con otros blogs y con gente muy interesante que estoy conociendo desde que cree el cuarto muro, y a la que espero poder presentaros.

Una vez más, os recojo aquí los títulos de las entradas que están en mi carpeta de borradores. Algunas de ellas acabarán aquí, otras en la papelera.. En gran parte, depende de vosotros!

-------------------------------------------------------------
A crazy blue night...

Pluma de Eva

Pluma de Greg

De la utilidad del cotilleo...

Carta a la sumisa desconocida...

El papiro rosa de Eva...

De putas baratas... (Se que el título se las trae, pero no es lo que parece)

El juego de la seducción y "mi secreto"...

De como conquistar a Katze y "su secreto"...

Chrystal la lectora...

Mil razones para no ser liberales...

De curiosos y encuestas...

Tu me gustas, por qué yo a ti no?...

Otros lugares otros tiempos...

Matroshkas liberales...
--------------------------------------------------------------------------------------------------------

Y se aceptan peticiones! :)

Cómo lo veis?

lunes, 16 de abril de 2012

Las Braguitas el el Bolso... (Firmado por Shira)


Shira fotografiada en mi casa por Katze aun con las braguitas puestas.. y esos ojazos verdes! :)


LAS BRAGUITAS EN EL BOLSO

Otro de los encuentros con 4th wall que más me han gustado y que a continuación detallo.

Sucedió una tarde de una primavera como esta que vivimos.
Claro, la sangre altera y a mi me alteró bastante.
bip-bip… mensaje en el movil.
-a las 6 en punto estarás tocando mi puerta.
Te quiero bien provocativa, escotada y ajustada, si no te pitan y gritan por la calle, no habrás conseguido lo que me propongo. Y por supuesto….. “la braguitas en el bolso”-

Ufff!! Mi mente en seguida se puso en marcha, acelerada.
Son este tipo de mensajes y proposiciones las que consiguen que mi libido despierte y se manifieste en todo mi cuerpo una excitación tal que basta rozarme un poco para que explote.

Con poco tiempo, buscando la manera de cumplir con los deseos de wall, me puse de inmediato a buscar la ropa adecuada para ese momento.
Vestidito corto, ajustado, tacones y buen escote, tal cuál el me había ordenado. Y como no… y lo que más me excitó de su pedido, las braguitas en el bolso.

Así me dispuse a salir por mi puerta, entre avergonzada, por todo el camino que me esperaba hasta llegar a el  autobús y acalorada ante lo que me esperaba.

 Con Paso firme caminaba.
Empezaron las primeras miradas, un grupo masculino a las puertas de un bar, me hizo un corrillo por el que no tenía más remedio que pasar. Improperios varios, mi cara sonrojada, pero una sensación de sentirme la putita sin bragas, caminando presurosa hasta su destino para ser usada, que hacía que mis flujos emanaran sin remedio.

Bocinas de coches, más miradas lascivas,  y  al fin subí en el autobús.
No se porque, mi manera de sentarme no fue precisamente discreta.
Ya puesta en situación, el quedarme de piernas abiertas y provocar más al personal y a mi mente lujuriosa, se me antojo irresistible.

El camino se me hizo eterno, deseosa de ganas de llegar y encontrarme a la merced de las manos de Wall.
Llegada a destino, mis nervios se acrecentaron, aceleré el paso y en nada, me encontraba ya en su puerta, tocando tímidamente.

Y me abrió… la puerta……
 su mirada (ya tantas veces mencionada en este blog) de golfo picaron, me devoraron por completo.

Me hizo pasar, mientras seguía observándome, de arriba abajo… de abajo a arriba….
El que me mire así, provoca en mi tal estado, que tengo que contenerme para no lanzarme sobre el y ser yo la maneje la situación.

Se acerca lentamente, me introduce uno de sus dedos en mi escote y me dice- Uhmm!! Vaya, si que has venido como te dije- cachetada en mi culo y en seguida me hallo de rodillas a sus pies.

Todo esto, en la entrada de su casa, (como me gusta esa entrada).
 Es como la antesala de la revolución  de placer que me espera….

El, cómodamente descalzo, me guía sin hablarme, a que lo acompañe como perrita que soy, a su lado hasta el salón.
Yo no hablo, no rechisto, me dejo llevar por su mano. Dispuesta a que haga de mi lo que quiera. Lo que le plazca. Ahora soy suya y no soy nada, sólo su zorrita y quiero que me use a su antojo.

Me sitúa en una alfombra, me pide que me quedé así a cuatro patas.
Mientras el me rodea. Observando, imagino que pensando que hacer conmigo.
Se queda frente a mi. Me agacha bruscamente la cabeza y me ordena que bese sus pies. Yo obedezco, con total devoción, me recreo en cada dedo, en el empeine, saco mi lengua de perrita y lamo con placer.
De repente su pie se posa en mi cara, y me pisa, siiii!!! me pisa. Y se mantiene allí un buen rato.
Uhmm!! Me pone, me pone y mucho el sentirme así, pisada por el.
Su risita, su respiración agitada…. Mi cabeza que nuevamente se ha ido a otro lugar.

Retira su pie y me ordena que me quede así, con la cabeza agachada. Siento que se sube encima de mi.
Siento que ahora es mi espalda la que soporta el peso de sus pies. Uhmmm!!! Me gusta… si, pisame,
Quiero decirselo, quiero que me pise y me use con todo su cuerpo,.. pero me limito a permanecer a la espera.

Me sube el vestido y… -¿Qué es esto zorrita?- No has cumplido con lo que te pedí?-
Llevaba unas medias, pero no llevaba las braguitas. Se lo digo, y continúa…
Me toca por detrás, me mete la mano por las medias…
-pero como puedes estar así de mojadita ya?-
Yo, como loca, no puedo evitar mover mi culito en dirección a su mano, pero el se detiene y viene hacia mi, me levanta la cabeza y me dice –shhh! No, no, no…. Esperate perrita, has olvidado cuál es tu lugar aquí?- y me sitúa justo a la altura de su entrepierna, ordenándome que lo desabroche con la boca.

Cómo buena perrita, sigo mi instinto y olfateo, UHMMM!!!
Es justo ese momento, antes de que aparezca por completo, el que me pone a mil…
Deseosa de verla, de encontrarme con ella de nuevo, de llenarme por completo la boca, de tragarmela toda…
Y allí está…. Si, allí está esa polla, imponente, palpitante. 
 Y yo… yo abro mi boca, la abro y la saludo, lentamente primero, la recorro con mi lengua, degustándola de a poco. Uhmmm!!! Me gusta, me gusta saborearla…

 Cómo despertando de un sueño siento que me ahogo, se acabó el jueguecito de reverencia. Wall, me está follando la boca. A lo bestia, como a el le gusta, yo me dejo hacer, me agarra la cabeza, me mueve como quiere, me embiste una y otra vez  hasta que mis arcadas me hacen retroceder, ( por aquel entonces, aún estaba con las lecciones para metermela hasta el fondo, por completo)
Me deja descansar, entre sus huevos, es ese mi lugar de descanso, y alli me quedo, gustosamente, chupando entre ese hueco que queda.

No pasa mucho tiempo cuando la vuelvo a tener en mi boca, y allí me la deja, para que la sienta, sin moverse, sin que me mueva…

Vuelve a quitármela. No, no quiero que me la quite.
 No se como explicar que para mi es algo adictivo el tenerla en la boca, y que si algo me relaja en este mundo, es cuando me la mete dentro, bien dentro y me llena.

Siento que está detrás de mi, siento que me quita las medias, siento que me toca, si, me está tocando.
 Mi coñito ya no puede más, mi coñito le suplica a modo de flujos que quiere sentirla dentro, que quiere que lo embistan…
Me agarra los brazos, y tira de ellos, me deja completamente inmóvil y allí, así de repente, me penetra fuertemente. Bruscamente… como a el le gusta, como a mi me gusta.

De repente para y me agacha la cabeza, sin dejar de tirar de mis brazos, se pone de rodillas y sigue follándome, sigue… yo me quedo en esa alfombra, sin tener movilidad alguna, intentando subir mi culo para sentirla más profundamente si cabe.
-Shhh!!! Estate quieta, no ves que tu eres aquí la perrita?-
si, si, me quedo quieta, que haga conmigo lo que quiera, si no me he de mover, no me muevo. Si no he de hablar, no hablo. Yo estoy para obedecer, y así lo hago, pero me cuesta, me sigue costando porque es tal el grado de calor que se apodera de mi cuerpo que me dan ganas de coger las riendas….

Sin tan siquiera haberme desnudado por completo,
Se apodera de mis pechos, los manosea, como quiere. Se detiene y me azota el trasero, yo me retuerzo, no me puede gustar más que me azote, pero yo soy muy bruta y deseo más, deseo que me pegue con ganas, que me escupa, que me use y me maltrate… AHHH!! Y es que me encanta sentirme humillada y sometida. No lo puedo remediar. Soy taaaannn puta…
 En una postura imposible me voltea y me sube la cabeza, no se como, hago maniobras para poder chupársela. Antes de terminar, aparece en escena una
 cámara, (no se puede ir a casa de Wall, sin  que aparezca un objetivo para dejar presencia gráfica de lo acontecido) en este caso era para enviarle a Katze un recuerdo de ese día, ella siempre está presente, aunque no lo esté físicamente.
Yo sigo a lo mío, esperando ansiosa ser regada por completo por la leche de mi AMO, y allí viene.
 viene ese elixir que tanto me gusta, y abro bien mi boca, saco mi lengua y trago todita, sin dejar ni gota.

Acabamos de compartir fluidos, sin apenas haber hablado, sin apenas haberme movido.


Y así me deja, allí sin moverme y me trae agua, agua que bebo de su mano, a cuatro patas, como la perra que soy.


Me visto y me voy. 
Esta vez, si, con las braguitas puestas.

sábado, 14 de abril de 2012

Primeras veces... (Firmado por Ambarillo)



A menudo digo que me encantaría que el cuarto muro fuese convirtiéndose cada día más en una comunidad en la que compartimos y debatimos, además de seguir buscando el morbo y entablar nuevas amistades.

En esa línea, hasta ahora había publicado algunas entradas de experiencias que he vivido, pero con una nota especial: me gusta publicarlas también contadas desde el otro lado, firmadas por Shira, por Bonsay (si algún día acaba sus deberes, también por Nina!), y espero que en el futuro haya más plumas, y más situaciones!

Esta de hoy inaugura una nueva serie sobre "Primeras Veces". En concreto, una vivida por Ambarillo, que ha tenido a bien enviarnos. :)

Por fortuna no hay problemas de espacio en un blog! :) Así que aquí os lo pego íntegro e intacto. En general, ni añadiré, ni recortaré, ni "corregiré" nada de estas contribuciones, me parecería una falta de respeto. Cada nueva pluma tendrá así su estilo, su forma de contarnos, y su propias virtudes!

Aquí os dejo su relato, y su experiencia! :)


-------------------------------------------------------------





Como en más de un comentario había dejado escrito que algún día aportaría al blog alguna "primera vez". Animado por ti e inspirado por los relatos que se han públicado hasta ahora, esta noche me he sentado a escribir.
He elegido un primer encuentro que tuve hace ya casi ocho años con una sumisa, con la que aun mantengo una relación muy, muy especial.
Lo que relato es totalmente cierto y ocurrió así.
Hay partes del relato en los que parece que yo estuviera dentro de su mente porque describo lo que ella pensaba o sentía en ese momento. Tal punto de vista lo aporto en base a lo que ella me contó posteriormente de cómo había vivido nuestra primera cita. [...]
Es largo amigo Wall, pero tu me has dado carta blanca para escribir y como tu dices el que no quiera leer que se lo salte.[...]
La foto también la hice yo y corresponde a la sumisa del relato, si lo ves oportuno sirva para ilustrar el relato si lo publicas.
Amigo 4thWall un abrazo.

Ambarillo.



----------------------------------------------------------------------------------
En el verano de Sevilla y alrededores al medio día hace mucho calor. Yo tenía horario de mañana y de tarde así que si ella imponía vernos entre semana no nos quedaba otra opción que hacerlo a la hora de comer.

Pasaba poco más de un mes desde que entablamos relación a través de una web de contactos sado y sólo nos habíamos visto por fotos.

Desde la ventana de mi trabajo la vi pasar en su coche camino de la cita. Ella había querido que esta se celebrara en el polígono industrial porque sabía llegar sin pérdida. Pero a mi no me venía bien así que como Amo que soy yo decidí dónde celebraríamos nuestro almuerzo, nuestra primera cita, sin imposiciones bruscas sino de una forma amable ella hizo mi voluntad.

Salí del trabajo minutos después de verla pasar, tenía la certeza de que ella ya estaba allí. Esta vez no existía la incertidumbre que genera cuando se acude a una primera cita de si estará allí o habría cambiado de idea. Esta vez controlaba yo incluso antes de llegar.

La encontré bajo un sol de justicia y consumida por los nervios de pie junto al su coche frente al cuartel de la Guardia Civil, mi casa estaba a la vuelta, detrás del cuartel. Paré, me acerqué a ella y se puso en situación de alerta no cabía duda que ya sabía quien era yo.
Hizo un esfuerzo por sonreír a pesar del sofoco por calor que le había castigado cerca de diez minutos y de esos nervios que hasta que yo llegué le movían a salir corriendo antes de cruzar su vida con la mía.

Nos presentamos, dos besos, ¿Qué tal estás?, Bien mucho calor y – No puedes dejar el coche aquí, esta prohibido aparcar, sígueme- subí al mío y la conduje hasta casi la puerta de mi casa, pero ella no lo sabía.

En vez de comer de menú en un bar de polígono industrial, la llevé a comer a un asador típico del pueblo.
Desde mi calle hasta el asador apenas cruzamos una docena de palabras. No íbamos muy lejos de todas formas pero los silencios eran densos y junto a ella en el asiento del acompañante viajaba toda su timidez y fragilidad, se sentía pequeña junto a mi. Yo acrecentaba esa sensación en ella mirándola con autoridad que la enmudecía hasta sus pensamientos.

Durante la comida hablamos. Me senté a su lado en vez de hacerlo frente a ella. Mi cercanía le abrumaba. Durante la comida ella se fue relajando aunque me confesó posteriormente cuando recordábamos este primer encuentro que durante toda la comida se había sentido intimidada y que hacía el esfuerzo por tratar de que no se notara. No lo conseguía apenas pero un poco más distendida que al principio si que se le observaba.

No obstante, cada vez que apreciaba que se soltaba demasiado, yo extendía mi mano hasta su brazo derecho y le subía el tirante de su vestido que de manera impertinente se deslizaba una y otra vez desde su hombro desnudo. Este gesto mío la turbaba por completo y la dejaba desarmada, de nuevo a merced de sus nervios y yo sentía mi triunfo sobre ella, la controlaba, controlaba sus emociones. Jugaba con ella como el depredador juega con su presa antes de comérsela. Me excita tanto este juego, de control, de dominio…

Hablamos fundamentalmente de ella, yo preguntaba y ella respondía, ella hablaba de si misma, de su manera de vivir la D/s. Abundábamos en detalles sobre conversaciones tenidas por Chat o pensamientos que habíamos intercambiado a través de correo. Salió a relucir otra vez su fantasía de violación. ¡Vaya! Habíamos hablado por Messenger que era algo que le excitaba. Sentirse forzada por un desconocido, contra su voluntad, sentirse como una muñeca de trapo en manos de un bruto que abusa de ella sin que ella tuviera opción siquiera de resistirse. Claro está que sin la crudeza y el salvajismo de un hecho real de este tipo y con un final mucho más amable donde el individuo que al principio la fuerza luego la arropa entre sus brazos con ternura.

Hablamos también de sus experiencias anteriores como sumisa, hablamos de otros Amos que había tenido, de sus expectativas conmigo. Yo le hablé también de mí.

Ella pretendía controlar el ritmo de la comida y del encuentro pero nada más lejos de sus intenciones, era como una pluma al viento y en esta ocasión era yo quien soplaba.
Ella había calculado que si yo tenía que volver al trabajo, alargando la comida lo más que pudiera se ahorraría el incomodo compromiso de tener que decidir si acompañarme o no a un lugar más privado. Ella había imaginado este primer contacto sólo eso un primer contacto, hablar, comer y luego cada uno por su lado y decidir más tarde si se ponía en mis manos en otra ocasión.

Pero una comida dura lo que dura por mucho que la estires y lo que no controlaba ella era que yo no tenía ningún reparo en llegar tarde al trabajo.
 Salimos del asador, ella se sentía confiada y muy ufana porque había  logrado su objetivo de mantenerse a salvo de mis garras. Yo la acompañaría hasta su coche, allí nos despediríamos y marcharía a su casa y yo al trabajo con la idea de llamarnos tal vez al día siguiente después de haber rumiado lo acontecido durante la comida.

Aparqué mi coche unos metros por delante del suyo. Ella tenía ya la mano en la maneta para abrir la puerta cuando le dije: -Esta es mi casa, vivo aquí, tengo que entrar un momento antes de irme al trabajo. ¿Te importaría entrar conmigo? Quisiera darte algo. Titubeó trato de poner una excusa, pero la interrumpí: - Sólo será un minuto, me tengo que ir al trabajo ya.
Ella accedió a entrar más por mantener las formas que por voluntad propia. Entramos por la cochera en vez de utilizar la puerta principal.

Yo entré primero, ella me siguió. Nada más atravesar el umbral de la puerta la agarre firmemente por su muñeca izquierda, de un puntapié cerré la puerta y con la mano libre corrí el cerrojo. Nos quedamos a completamente a oscuras. La sentía agitarse pero antes de que reaccionara la arrojé con fuerza contra la pared, me moví con rapidez y la mantuve apretada cara a la pared, con todo el vicio más sucio y con toda la depravación que yo era capaz de reunir, la manoseaba obscenamente por encima de la finísima tela del vestido que todavía conservaba puesto. Ella pronto dejó de resistirse al sentir que su fuerza era inferior a la mía. Más tarde me confesó que se resignó a pasar por el trago de ser usada por un capullo que se creía Amo por el hecho de satisfacerse a la fuerza con la toda incauta que cae en sus manos. Aún así la rabia de sentirse ultrajada por un cabrón le llevaba a revolverse, resoplaba con hartazgo, pero a la vez yo notaba su miedo mientras mis manos habían encontrado ya el camino para llegar a sus tetas por debajo del vestido. La sobaba descarnadamente, agarraba sus tetas con mis manos, las apretaba con fuerza, buscaba sus pezones y los pellizcaba hasta oírla quejarse por el dolor mientras me empapaba en su cuello de su olor a hembra, la besaba y le mordía la oreja, le mordía la nuca… El peso y el empuje de mi cuerpo sobre el suyo la mantenían inmóvil contra la pared.

Metí una mano desde atrás entre sus piernas, aparté sus bragas y metí mis dedos en su coño. ¡Hum! PUTA. Tanto resoplar, tanto bufar y tratar de zafarte, meto mi mano en tu coño y te chorrea como una fuente. Saqué mi mano de su coño y la llevé a su cara, restregué toda su humedad por su cara, ¿humedad? Era como un manantial que brota de una gruta oscura, cuando mi mano regresó entre sus piernas su calentura chorreaba ya por sus muslos. Hurgué en su intimidad hasta que dos dedos se internaron bruscamente en ella. Palpé su interior, sus flujos mojaban toda mi mano, sentí su carne cerrada sobre mis dedos y dentro de ella su calor me hacía dudar si yo metía mi mano en su coño o era su coño ávido de algo que lo llenar el que engullía mi mano. Llegué a temer que se tragara mi mano entera, estaba perdiendo el control, pero me rehice, busqué esa almohadillita blanda y rugosa detrás del pubis y lo acaricié con mis dos dedos, por primera vez la escuche gemir, por primera vez arqueo su espalda ofreciéndose y abriendo sus piernas todo lo que sus bragas a medio bajar le permitían, su cuerpo pedía más, su coño pedía ser follado.  Por fin ella se había rendido no a mí, ni a la fuerza, ni a la violencia de mis actos, se había rendido al placer, se había rendido al deseo, se había rendido a su Amo. 

Puse mi brazo en su espalda para mantenerla aún contra la pared, mientras abría la bragueta y sacaba mi miembro. La follé apoyada contra la pared, la follé con embestidas fuertes amarrándola por la cintura. Sudábamos, ella chillaba de gusto, jadeábamos por el sofocante calor, por la intensidad de la cabalgada, nos faltaba el aire en aquel lugar oscuro cerrado y tan cargado. La tomé del brazo y por una puerta interior la llevé a la casa, la conduje al salón inundado de luz, el espacio era más amplio y aunque hacía calor no era el ambiente sofocante de la cochera. Continuamos en el sofá, nos deshicimos de toda la ropa y estuvimos juntos, desnudos por primera vez. Yo me senté y ella se sentó sobre mi polla. Nos besamos. Comenzó como una violación pero la luz sublimó este acto, lo trasformó en  algo bello, lleno de ternura,  de sensibilidad, de caricias. Acabamos abrazados, exhaustos, felices.
Le pedí disculpas por tenernos que ir inmediatamente, ya era tarde, tenía que haber llegado al trabajo un cuarto de hora antes. Le ofrecí ducharse, rehusó, Yo me duché y cuando salí estaba vestida esperándome. Salimos juntos de mi casa, cada uno se subió a su coche, durante un breve trayecto llevamos el mismo camino. Yo miraba por el retrovisor y la veía a ella con una sonrisa de oreja a oreja.
Al día siguiente volvió.

Ambarillo.

miércoles, 11 de abril de 2012

Nueva visita de Bonsay... (Firmada por Bonsay)



Bonsay en su última visita a casa.. prontito, las fotos de la criatura Bonshira en todo su esplendor ante el objetivo de Katze!


Sábado por la mañana... como muchas otras veces voy de viaje hacia mi libertad, al vicio, a la perversión, al placer en estado puro... Son tres horas las que aun me faltan para llegar, pero mi mente ya está allí más que aquí... He quedado con 4thwall y ya ando nerviosa de pensar que pasará..

El tema de la dominación es algo que siempre me ha llamado la atención, en una ocasión tuvimos una pequeña escena y a mi me puso muy caliente!.. y por ello después he tenido muchas fantasías con él y ese tema... que me ate, que me azote, que me ordene...quiero ser su zorrita mas obediente y que el sea mi Amo... últimamente hemos hablado algo sobre eso y por ello voy mas nerviosa hoy que cualquier otro día...porque hoy, seré buena, seré una niña obediente que no se quejará, que hará todo lo q le ordenen... Sé que cuando llegue todavía me quedarán horas para poder disfrutar de él a solas, pero mi imaginación alimentará mis ansias...

Después de tres horas larguísimas por fin llego, me recogen de la estación una pareja de amigos con los que había quedado para presentarles a 4thwall y salir a cenar y tomar algo. Nos dirigimos hacia ese encuentro, le llamamos por teléfono y quedamos con él en un sitio sin mucha perdida... nos bajamos del coche y umm.. ya le veo salir a él del suyo y mi mente empieza a dejar volar la imaginación sin descanso... Después de la presentación de rigor, de pasar un rato agradable cenando y tomando unas copas decidimos subir a casa de  4thwall, yo por supuesto en esta ocasión me subí al coche con él, y ya sabía que le haría el camino mas entretenido... antes de decirle me miró su mano agarró mi pelo con fuerza tirándome hacia atrás y haciendo que le mirase a la cara, su frase fue directa:


- ¿que pasa? ¿que ya no te acuerdas como se saluda? .. yo sonreí y sin soltarme el pelo agachó mi cabeza hacia su pantalón.... yo.... ni le contesté.. simplemente le solté el cinturón y le desabroché el pantalón... su polla estaba dura, ansiosa porque me la metiera en la boca y no parara de chuparla, y así lo hice durante todo el camino a casa...

   Cuando llegamos a casa me dijo q parara, levanté la cabeza y salimos del coche... notaba mi tanga empapado y  mi imaginación seguía trabajando ella solita... Una  vez en casa decidimos entre los cuatro emitir un rato en una página amateur de web cams (muchos nos conoceréis de allí.. xd), nos pusimos mi amiga en un ordenador y yo en otro, como si no estuviésemos juntas, y los chicos... los chicos en el del salón viendo el espectáculo!.. Empezamos a calentar al personal, cada una por su lado, aunque de vez en cuando ella metía una mano por mi escote, yo hacía lo mismo en el suyo, los chicos venían por detrás y nos acariciaban... hasta que decidimos cerrar allí e irnos los cuatro a emitir al del salón... ufff no podéis imaginar lo caliente que me estaba poniendo esa situación, el estar los cuatro allí delante de miles de usuarios viendo lo que hacíamos y posiblemente masturbándose con ello.... Mi a miga y yo empezamos a bailar, a rozarnos, a tocarnos, mientras los chicos miraban... hasta que se unieron a la fiesta.. y tras muchos jueguecitos acabamos comiéndoselas a cada uno entre las dos, como buenas amiguitas... Eran las 4 de la mañana ya, así que se fueron a su casa y yo me quedé con 4thwall en la suya...

  He contado este episodio un poco mas corto y light de lo normal porque lo que verdaderamente quiero contaros de ese fin de semana es lo que viene a continuación, es por lo que mi mente no dejaba de imaginar, es porque lo que mi coñito no paraba de humedecerse y es sencillamente cuando por primera vez 4thwall me hizo sentir "su zorrita".. y fue así...

   Cerramos la puerta, nos dirigimos al salón, me miró con esa cara y esa sonrisa de golfo (ya típica en mis relatos, y quien lo conozca sabe que no miento.. :-P ) y me ordenó ponerme de rodillas, sacó su polla de las bermudas y la puso en mi boca... no tuvo que decirme nada, ya que yo sabía clarísimamente cual era mi deber en aquel momento.. comerme esa polla como si no me la hubiese comido jamás, empecé a lamerla por todos lados, ansiosa por metérmela en la boca, mis manos le agarraban el culo y lo pegaban hacia mi con su polla en mi boca, de repente él cogió mi cabeza y con fuerza me dio una embestida y la volvió a sacar, me cogió la cabeza hacia atrás y me ordenó que fuese hacia el dormitorio, de rodillas y delante de él para poder ver que tal hacía ese camino... Cuando llegué a la esquina de la cama me paró y dijo: 

- Siéntate en la cama, me senté en el borde, se puso frente a mi... todo estaba oscuro pero podía escuchar su respiración cada vez mas acelerada... se bajó el pantalón y volvió a sacar su enorme polla, dura... me cogió la mano, me la llevó hacia ella y me dijo: 

- quiero que te la comas entera, no quiero que dejes nada fuera de tu boquita... para mi por supuesto eso era un premio por hambre portado bien y por ello estaba dispuesta a ser lo mas zorrita posible para satisfacer los deseos del que en ese momento sentía como mi Amo.... Cogí su polla y empecé a lamerla lentamente, desde abajo hacia arriba.. me paraba en sus huevos con mi lengua mientras mi mano seguía acariciándola, sentía que se estremecía, que suspiraba y eso me encantaba.. no quería parar de comérsela, solamente quería seguir y seguir haciéndole estremecer... en este momento era mi mano la que le acariciaba los huevos, tenia dentro de mi boca su polla.. es demasiado grande así que poco a poco intentaba comérmela entera.. con mi otra mano agarraba su culo y lo empujaba hacia a mi, para así meterla mas dentro de mi boca aun...ufff.. la notaba, me daba en la garganta y eso provocaba que me atragantase... A 4thwall le encantó eso y solo quería que me la comiese entera, que me atragantase una y otra vez, por eso cogía mi cabeza con sus dos manos y me pegaba a el.. cuando me soltaba yo tenia que quitar mi cabeza rápidamente porque me ahogaba, mis hilitos de saliva me seguían uniendo a el y las lagrimas bajaban por mi mejilla, pero no quería parar, quería más y más, y 4thwall (mi Amo) volvía a cogerme la cabeza una y otra vez mientras me decía: 

- Sii, demuestra lo buena zorrita que eres... y tendrás tu recompensa.....

    De repente me hizo parar, me pegó un pequeño empujoncito sobre la cama, me puso con la cabeza al borde de ella, colgando un poco hacia abajo...vino por el otro lado, de pie y sentí como volvía a meterme su polla en mi boca.. mientras, así, me atragantaba mas aun... él me abrió  las piernas y con su mano daba pequeños golpes en mi coño, q estaba totalmente mojado...cada vez mas fuertes y yo simplemente gemía de placer...

   Paré un momento, necesitaba respirar... y de repente me cogió, me puso de rodillas en la cama frente a él y muy serio me dijo: 
- Mírame... en algún momento te he dicho yo que pares?...  y volvió a cogerme la cabeza con fuerza... así no olvidaría que allí se paraba cuando el lo ordenaba....
    Me volvió a poner sobre la cama, a cuatro patas, cogió mis manos a la espalda de manera que mi cara quedaba apoyada en esa cama, me cogió por la cintura subiendo mi culito en pompa para darme varios azotes de nuevo... y me ordenó que no me moviese....mi excitación aumentaba y estaba totalmente mojada deseando que me metiera su polla hasta el final...pasó sus dedos por alrededor de mi coño para notar el calor, la humedad... llegó a meter un dedo, soltó una sonrisita y dijo:
- Pero que zorrita eres... ¿cómo puedes estar así de mojada?... Así ni te dolerá un poquito cuando te la meta... , mi culo empujaba hacia a el pidiéndole más, pidiéndole que me follara ya... 
- Si te he ordenado que no te muevas, no te muevas!!,  me dio un azote y yo obedecí, en el fondo sabía que si me portaba bien el me daría lo que yo realmente quería, pero ya  me había dejado claro que sería cuando el quisiese...

   Dejó caer mi cabeza apoyada en la cama, volvió a levantar mi culo.. acercaba su boca a mis nalgas y me lamía lentamente, acercándose cada vez mas...mi coño chorreaba de placer y él enseguida lo notó... no paraba de lamerme y mi cuerpo se estremecía sin poder parar... metió un dedo dentro de mi.. después otro...los sacó y los llevó a mi boca para que pudiese saborearme yo misma... los sacó de mi boca y los volvió a meter en mi coño, pero esta vez iba introduciendo un dedo mas cada vez q los sacaba...y yo, como ya le pedí en una ocasión estaba deseando que acabase metiendo todo su mano dentro de mi...cuando me hace eso me retuerzo de una manera incontrolable, me encanta, me hace correrme de placer, sentir su mano dentro de mi, sentir su puño cerrado rozando todas las paredes, dando fuerte en lo mas hondo... así que ese fue mi segundo premio...estaba deseando q la metiera. Por fin noté su mano entera dentro de mi, una vez dentro cerró el puño y empezó a follarme con ella fuerte.. yo no podía parar de gemir (no quería que parase.. pero tenia prohibido decírselo), el seguía dándome más y más fuerte.. 

-ummm me encanta lo zorrita que te pones...y ahora quiero que me pidas que te folle..... yo tenía un lazo largo negro que utilizó de cinturón, me lo puso alrededor del cuello como si de un collar y una cadena se tratase, tiró hacia atrás...yo le mirara de lado y el me miraba fijamente a los ojos.. - sii, por favor! quiero que me folles....  él sonrió y me dijo: 

-muy bien zorrita.. así se piden las cosas...acabas de ganarte que te folle como a ti te gusta... yo suspiré y me dediqué a dejarme follar por el....su enorme polla durísima me rozaba y mi coño casi que goteaba de lo caliente que estaba... por fin su polla llenó mi coño y mi cuerpo entero se estremeció de placer al recibir su embestida... Boca abajo, con la cara hundida en la cama, mi lazo en el cuello, mis manos cogidas por su mano  en mi espalda y mi culito lo más arriba que conseguía, poco podía hacer yo más que disfrutar de sus embestidas, una detrás de otra cada vez más y más fuerte.... él me poseía como una perrita, sujetaba el lazo que tenia en mi cuello y de vez en cuando tiraba de el y lo tensaba haciéndome ver que estaba ahí y que yo le pertenecía... yo no paraba de gemir y su polla se endurecía a cada empujón q me daba... empezó a pegarme azotes, uno detrás de otro... paró, y noté su mano acercarse peligrosamente a mi culito...me imaginaba sus intenciones.. pero como buena perrita no dije nada... su mano cada vez se acercaba mas hasta q noté como introducía un dedo en el.. un escalofrío recorrió mi cuerpo.. esa  sensación me encantó... Yo acariciaba mi clítoris cada vez mas rápido, no paraba de gemir y quería correrme como una loca, solo esperaba que 4thwall me diese permiso o me dijese alguna frase que yo entendiese como tal, y llegó, llegó su frase diciéndome: 


- ummm venga morena, córrete!! lo estás deseando!... ahora que tenia permiso quería correrme una y otra vez.. notaba mi coño empapado, no paraba de tocarme.. estaba desesperada, estaba loca de placer, no quería parar y no quería que parase.... me corrí varias veces, me temblaba el cuerpo, me quedé sin fuerza, sin aliento.. quería que siguiese follandome, que se corriese...pero de ninguna manera podía pedírselo....él ya tenia preparado otro final para su leche...quería que terminase comiéndole la polla, que terminase degustando ese regalo que tenia para mi... se levantó, me cogió de los pelos con fuerza y bajó mi cabeza a sus huevos mientras el se pajeaba con fuerza... pero quería comérsela, lo estaba deseando, miré hacia arriba, a sus ojos y me relamí... Me metí su polla en la boca con ansia, con deseo de recibir mi premio final... le comía la polla como nunca lo había hecho, todo lo vivido ese día me tenia mas que caliente, era su perrita y quería comportarme como tal... saboreaba cada centímetro de ella, mis manos agarraban su espalda y mis uñas le arañaban levemente.. lo pegaban hacia a mi para sentir toda su polla en mi boca.. su respiración cada vez era mas rápida y en ocasiones le escuchaba gemir, eso me hacia volverme mas loca aun... de repente lió el lazo a su mano y tiró de el hacia abajo, me puso de rodillas en el suelo, agarró mi cabeza y la volvió a poner en sus huevos.. 


- Cómeme los huevos....  Él comenzó de nuevo a pajearse mientras yo le comía los huevos, como me había ordenado... mi lengua recorría la línea que une su culo y los huevos... me encantaba sentirle temblar, estremecerse de placer, mientras que el se pajeaba mas y mas rápido, me ordenaba que no parase, que siguiese.. y así lo hacia.... Noté un fuerte tirón del pelo, tiró de el hacia atrás y me puso la carita hacia arriba, mirándole... 

y dijo: - Y ahora quiero ver como no dejas ni una gotita de mi regalo para ti...  yo le miré con carita de niña buena y moví mi cabeza de un lado a otro diciéndole que no...que no dejaría nada de nada... suspiró y sus movimientos cogieron velocidad.. yo le miraba con la boca abierta y mi lengua fuera ansiosa de saborearle... hasta que por fin noté el calor de su leche en mi lengua...mamá era mucha y toda para mi... antes de tragármela la saboree en mi boca.. era mi premio... Abrí la boca para q viese que no quedaba nada, el sonrió, agachó la cabeza, me dio un beso y se fue a la ducha... yo... yo me quedé sentada en el suelo.. extasiada de placer y pensando como preguntarle si había sido una buena zorrita...     

Lo que vino después fue, dormir, descansar y al día siguiente otra buena sesioncita de sexo... 4thwall siempre dice que cuando le visito no le dejo dormir, y que no le dejo descansar, pero que queréis que os diga... después de todo lo que os  he contado, y de todo lo que algunos habéis visto por otros lados, no creéis q tengo a aprovechar el tiempo??? que después me da hambre y está muy lejos para comer... ;-)....  Espero que no dejes de invitarme eh?? aunque sepas que descansas un poquito menos, en el fondo... lo pasamos bien no?.. Muchos besos a tod@s y uno mas grande para el protagonista de este blog.... besazos niño!!!!

martes, 10 de abril de 2012

Promoción descarada o desinteresado "networking"? ;)


Desde que abrí este blog, por razones evidentes, me he interesado más también por el resto de blogs existentes que tocan más o menos los mismos temas, cada uno con su enfoque, con sus particularidades, con sus virtudes y sus pequeñas "manías".

A la derecha de estas líneas he ido colocando muchos de ellos, a la manera en que he visto que otros lo hacían, en la esperanza de que descubrieseis como yo otros lugares y otras plumas, en la convicción de que la variedad siempre enriquece!

Entre ellos, algunos destacan en mi interés por una razón o por otra y he decidido que también, por qué no, merece la pena contarlo en una entrada, poner cada cierto tiempo uno como tema central para animaros a conocerlo, y alimentar ese espíritu de comunidad, de compañía, ese "no estamos sólos en nuestras ideas", que dio vida a las primeras reflexiones del cuarto muro. Por qué no decirlo, si a su vez de aquellos blogs nos corresponden y nos llegan nuevos visitantes, aumentarán aquí nuestra familia, nuestro debate, y las cosas que aprendamos! Eso ya, de ellos depende.. Yo haré mi propio cuaderno de bitácora de lo que veo y leo, y lo que venga, bienvenido sea!

Como inicio de esta "serie", y celebrando su reciente aparición por aquí, os pongo un enlace que intuyo que muchos conoceréis ya, pues hasta donde yo sé es lo más parecido a un "clásico" del mundo liberal.


Aunque no conozco a su autor (al menos todavía, espero que alguna fiesta futura nos junte y poder intercambiar impresiones), coincido en el tono, en la forma desenfadad de contar las cosas, y en una cierta sinceridad descarnada (siempre me gusta decir que practico la "honestidad brutal" cuando me critican por ser un tanto deslenguado o categórico en algunas opiniones) que con placer suscribo.

Son cientos de entradas, iniciándose en 2006, y como veréis, mucha experiencia, muchas locuras, una gran comunidad de amigos, viajes, y recuerdos. En cierta forma, un modelo a seguir para quienes venimos detrás... o no? ;)

Es difícil destacar algo concreto de seis años de reflexiones, así que me quedo con una muy reciente que me ha enseñado algo.. una nueva palabra que no conocía, y que sin embargo se refiere a una realidad que aún sin nombre, disfrutaba enormemente...

Os dejo con un hombre libre, y os animo a descubrir lo que es la cañona! ;)


lunes, 9 de abril de 2012

La vuelta a casa! (Gracias a Katze, Ronen, y Nina!)

Dama en la calle, puta en la cama...

Como todos los que nos seguís sabéis ya, he pasado unos días haciendo honor a mis particulares creencias aprovechando los días libres que por alguna razón me dan gracias a las de otros, y disfrutando de la experiencia de conocer a Nina, gracias a la generosidad de Katze y Ronen, y al espíritu aventurero y pizca de locura de la propia Nina que se tiró a la piscina como no creí que fuera capaz!

Han sido unos días fantásticos, llenos de sexo, alguna cerveza, más de un gin-tonic, un reencuentro muy especial con un amigo (el primer amigo del otro lado y de mi vida "normal" al que le hablo del cuarto muro) y un reencuentro con Madrid, un Madrid que desde luego enamora, pero que me había dejado después de mis últimas visitas un cierto sabor a amante despechada, mezcla de buenos recuerdos y rechazo inexplicable.

Y por supuesto, ha sido fantástico conocer a Nina. Nos tiene prometido contar su experiencia, igual que debió contar sus impresiones antes de que ocurriera, pero trabaja demasiado y los eventos se precipitaron, así que aún no ha entregado sus deberes... Como no quisiera estropear nada adelantando detalles, sólo diré que Nina es la encarnación de la frase que da leyenda a su foto, y que surge de su propia naturaleza, como no podría ser de otra manera...

La foto, al fin, es el pequeño regalo del día, en la que nos muestra su estilo, su vertiginoso escote, y su aire de niña mona y responsable.. Muy parecido a lo que llevaba cuando nos conocimos, tras un largo viaje mío, y una larga jornada suya, y cuando la vi y desapareció de un plumazo mi cansancio para dar paso al vicio y al deseo... 

Lo que aún no veis en la foto, son los pequeños y adorables moratones que tenía en las rodillas cuando nos despedimos dos días después...

Pero esa, es ya otra historia... ;)

viernes, 6 de abril de 2012

A la primera invita la casa...



Decía mi abuelo (por desgracia lo sé por mi abuela, ya que a él no llegué a conocerle) que "es más honesto ser engañado que ser desconfiado".

Mi abuelo, por lo que gracias a otros sé de él, era un tipo afable, con mucha vida en el barrio, metido en peñas, en el equipo de fútbol, en cooperativas, en cosas de la escuela... Hacía amigos con facilidad y debió tenerlos muchos y muy buenos, porque al parecerme físicamente tanto a él durante años me han parado por la calle y me han preguntado "tú no serás el nieto de...." y siempre ha seguido una retahíla de besos y de "cuánto me alegro" y de "yo a tu abuelo le quería mucho", que lo cierto es que hacen a un niño estar muy orgulloso de alguien que nunca ha llegado a ver...

Pasado el tiempo, creo que gran parte de su secreto era esa frase que tanto usaba y por la que yo ahora intento vivir y seguir su buen ejemplo. Incluso en el peligroso mundo que es Internet, en el que reinan la desconfianza y el miedo a los desconocidos y lo que pueden hacer si saben nuestro nombre, nuestro trabajo, nuestro código postal o nuestro color de pelo...

Lo que mi abuelo quería decir es que si te encuentras con un desconocido, resumiendo mucho, puedes hacer dos cosas: asumir que es digno de tu confianza hasta que demuestre lo contrario, o asumir que no es digno de ella, hasta que se la gane.

La filosofía de mi abuelo, ciertamente te puede deparar algún coscorrón. Si tu primer movimiento es otorgar confianza, puede que ese desconocido quiera aprovecharse de ella y tomar ventaja. Obviamente tampoco debes colocarte en una posición que le permita vaciarte las cuentas del banco, pero es posible que te haga daño con algo menor y se te quiten las ganas de confiar en el próximo desconocido, eso desde luego.

Si tu primer movimiento es desconfiar, sin embargo, lo más lógico es que esa sea la respuesta del desconocido en cuestión. No es una receta infalible para que fracase vuestra relación, pero establecer una amistad desde ese punto tan bajo de partida requerirá pequeños gestos de ambas partes, esfuerzos, tiempo, e interés por crear precisamente una amistad con alguien cuyo valor para nosotros desconocemos, lo que desde luego no nos hará poner mucho de nuestra parte.

Si tu primer movimiento es de confianza, en mi opinión tienes mucho más que ganar que los riesgos que corres. Con los excepcionales tropiezos, que no por ello dejan de ser muy cabreantes, te das cuenta de que tú y el desconocido en cuestión partís de una relación de confianza que permite sembrar y diversificar la amistad con vigor desde el primer momento. Que permite gestos generosos, evita preguntas capciosas y asume buena fe. Y que puede crecer mucho más fácilmente hacia algo que merezca la pena.

Mirando hacia atrás, todos los grandes amigos que tengo, que ciertamente son pocos, como le pasa a todo el mundo, han nacido de un pequeño gesto de ese tipo, casual, sin mucha importancia, pero en el que un desconocido te da algo que aún no has merecido, o tú a él, y ambos a través de esa confianza y la gratitud debida, acabais estableciendo una relación más fuerte y duradera. Estoy pensando en el compañero de clase que te ha pasado los apuntes el segundo día y con el que sales de copas el primer viernes que estás en la universidad, en el tio que te ha bajado de la estación de esquí un día que has perdido el autobús, o en la amiga de una amiga de una amiga que no conoces de nada y te llevas a urgencias con un pedal tremendo y a la que acabas llevando al sofa de tu piso para q no vuelva a su casa con semejante merluza... Y en las fantásticas historias que han venido después de esos pequeños saltos de fe.

Mirando hacia atrás, y hacia delante, aunque a veces asumas la posición del consabido "primo", me gusta confiar en los desconocidos, y pienso seguir haciéndolo. Porque he aprendido de mi abuelo que un desconocido, no es más que un amigo en potencia.. Y un hijoputa, conocido o no, no es más que un hijoputa. XD